Qué hacer si sospechas que puedes ser neurodivergente

Qué hacer si sospechas que puedes ser neurodivergente

A raíz de recibir tantas preguntas de personas adultas sin diagnóstico que sospechan que pueden ser neurodivergentes y no saben ni por dónde empezar con tantísima información, decidí resumir todo lo posible lo que resultó clave para mi proceso y el de muchas personas a las que acompaño:

1. Sigue cuentas de activistas neurodivergentes con cuyas características y experiencias vitales puedas empezar a sentirte identificada.

2. Anticipa que el proceso será una montaña rusa de emociones (shock, euforia, miedo, enfado, tristeza…) así que dosifica tus hiperf ocos buscando información y respeta tus tiempos para procesar.

3. Conocer tu perfil sensorial y cómo impacta en tus funciones ejecutivas *** (atención, toma de decisiones, flexibilidad cognitiva…) puede ser un buen primer paso y darte

nuevas estrategias de autorregulación. ***no todas las neurodivergencias presentan impacto en el procesamiento sensorial o en las funciones ejecutivas.

4. Si lo necesitas y puedes permitírselo, busca acompañamiento terapéutico que pueda ayudarte a identificar, nombrar y comprender mejor tus características

neurodivergentes. Sentirnos comprendidas y validadas en terapia es imprescindible.

5. Si llegas a necesitar confirmación oficial, busca profesionales actualizadas que realicen un buen diagnóstico diferencial, con quienes te sientas segure, y que te

anticipen cómo será todo el proceso de evaluación y resuelvan tus dudas con claridad.

6. Por último, y lo más importante para mí, busca otres neurodivergentes con quienes compartir experiencias y crear redes de apoyo (las virtuales también son válidas y útiles). Sentir que pertenecemos a una comunidad resulta básico para nuestra salud física, emocional y mental.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.